Potaje de vigilia

By 16 marzo, 2021 marzo 24th, 2021 RECETAS - MADRID

LOCALIZACIÓN

Comunidad con variantes

DESCRIPCIÓN

Ingredientes: judías blancas, garbanzos (calcular un «puñado pequeño» de cada legumbre por persona), bacalao (raspas o piezas con poca carne) , patata(dos patatas medianas) , huevo duro, nuez moscada, espinacas, pimentón, tomate, cebolla. Preparación: Tras haber dejado en remojo las legumbres toda la noche anterior, se ponen en la cacerola o la olla exprés con la cebolla, laurel, y unos dientes de ajo y el bacalao. Se tiene cociendo hasta que las legumbres están hechas; a continuación, se hace un sofrito de cebolla, tomate, pimentón y se vierte por encima junto con la patata en trozos y se pone de nuevo al fuego. Cuando ya está la patata hecha, se rectifica de sal y se añade el huevo duro y las espinacas y se da un pequeño hervor, porque se harán en un momento. Se añade finalmente ralladura de nuez moscada, que le dará un sabor especial.

ROL DE LAS PERSONAS

El potaje de vigilia tiene algunas variantes, sobre todo en lo que refiere al uso o no de judías en su elaboración y al añadido final de verdura -espinacas, acelgas y cuando no había esta verdura de huerta se añadía Collejas-. En Cadalso de los Vidrios, por Semana Santa había la costumbre de que salieran los niños a media mañana con carracas y matracas diciendo a voces: “¡a poner el potaje!”. Después, a la salida de la iglesia, decían “¡a comer el potaje!”. En Navas del Rey cuentan que por Semana Santa salían las mujeres por los alrededores del pueblo a buscar las collejas para el potaje. “Se cocían aparte y luego se añadían al potaje, que suele llevar además garbanzos, judías, un poco de arroz y bacalao. Ahora se echan espinacas que se compran”. En Humanes de Madrid se añadía romazas al final en lugar de las espinacas.