Elaboración de corchos

By 3 noviembre, 2015 TÉCNICAS Y OFICIOS

Aunque en La Rioja no se produce corcho, sí existen algunas empresas dedicadas a la elaboración de tapones. El tapón de corcho sigue siendo el mayoritariamente utilizado por las bodegas, aunque los tapones de silicona se van abriendo paso poco a poco y ya se pueden encontrar con relativa frecuencia. El corcho de las botellas es un mundo complejo por la diversidad de tipos y calidades (y precios) que existen.

Aunque en La Rioja no se produce corcho, sí existen algunas empresas dedicadas a la elaboración de tapones.
El tapón de corcho sigue siendo el mayoritariamente utilizado por las bodegas, aunque los tapones de silicona se van abriendo paso poco a poco y ya se pueden encontrar con relativa frecuencia. El corcho de las botellas es un mundo complejo por la diversidad de tipos y calidades (y precios) que existen.
La calidad del corcho es fundamental para una correcta conservación del vino en la botella. Los largos procesos de crianza a los que se somete al vino necesitan disponer de las máximas garantías en los tapones para asegurar la correcta vida y evolución del vino en la botella.
El primer paso en la elaboración de los corchos es el secado, proceso que se realiza manteniendo al aire las piezas extraídas del árbol. Después se procede a su cocción; esta operación facilita que el corcho alcance un adecuado grado de flexibilidad. Después se corta en trozos regulares, se vuelve a dejas secar y se cuece de nuevo.
Para la elaboración de los tapones de corcho es fundamental el grosor de la plancha original. Ésta marcará la longitud del futuro tapón. Estos corchos de una sola pieza son los más valorados y los que garantizan mejores prestaciones. Las planchas que no tienen el grosor suficiente se destinan a otros tipos de tapones preparados con dos o más piezas o se destinan a la elaboración de discos.
Las planchas se vuelven a trocear, dándoles en esta ocasión la longitud que tendrá el corcho final. Se procede después a la extracción del cilindro que dará origen al corcho final.
Posteriormente los corchos se clasifican según su calidad, se pulen y lavan, quedando ya listos para su uso.
Los restos de plancha que quedan tras las perforaciones o las planchas que no tenían grosor suficiente se pican y se elaboran tapones de aglomerado. En ocasiones se pegan en sus extremos los discos, lo que aumenta la calidad de estos tapones.

LOCALIZACIÓN

Rioja Alta

ROL DE LAS PERSONAS

En La Rioja existen varias empresas destinadas a la fabricación de tapones de corcho. Su producto se destina a abastecer el mercado regional, pero también el nacional e internacional. Estas empresas mantienen un amplio catálogo y mantienen un constante trabajo de I+D para mejorar la calidad de sus productos.