Setas y hongos

By 26 octubre, 2015 octubre 28th, 2015 Sin categoría

Navarra constituye, por su abundancia, calidad y variedad un auténtico paraiso micológico. Las especies comestibles más apreciadas son los boletus aereus (“onddo beltza” en euskera) que se encuentran en otoño en robledales, hayedos y castañares; boletus edulis (“onddo zuria”) más bien se recolecta hacia el verano y el otoño en bosques de coníferas y caducifolios. La reina es la amanita caesarea (“gorringo”) que es uno de los hongos más cotizados y que, anuncia el final de la temporada. Otras variedades son: los “perretxikos”, y la “illarraka” o “pardilla”. El “perretxiko” aunque abundante en la mitad norte de Navarra es de difícil recolección; en temporada los roncaleses los añaden a las “migas de pastor”, que adquieren un sabor excepcional. La “illarraka” que se encuentra entre los bosques de hayedo es más apreciada que la de pinar pues ésta última adquiere un cierto gusto resinoso.

La carne de vacuno procedente de toda Navarra – salvo la de Bardenas – ha conseguido la I.G.P, el más alto nivel de reconocimiento Europeo dentro de las Denominaciones de Productos de Calidad. Este etiquetado garantiza que la ternera ha nacido y se ha criado en Navarra, y que su raza corresponde fundamentalmente a la de tipo pirenaico, aunque también se incluyen las razas Blonde, Parda Alpina y Charoláis. Al mismo tiempo, certifica también que los terneros son amamantados hasta los 6 ó 7 meses y pasan a alimentarse después con pastos y materias primas naturales. La Ternera de Navarra es una carne tierna y jugosa, de un color rojo característico y con un poco de grasa intramuscular, además es una carne muy sana y natural, rica en proteínas, vitaminas y minerales.

LOCALIZACIÓN

Rgional

ROL DE LAS PERSONAS

Actualmente hay un creciente interés hacia el mundo de la setas y hongos, teniéndose que regular su recolección mediante normativas de las administraciones. El Parque micológico de la Ultzama, es un proyecto pionero que pretende regular la masificación y evitar los abusos en la recolección de setas y hongos de este fructífero valle (5.800 hectáreas). Los aficionados a esta actividad deberán abonar una cuota que oscilará entre cinco y diez euros diarios en función de los kilos recogidos. La localidad de Elgorriaga acoge todos los años una fiesta que organiza la Cofradía del hongo y de la seta de Navarra en la que vecinos y curiosos tienen la oportunidad de saborear las propiedades gastronómicas de este delicioso manjar. El norte poblado de hayedos y robledales ofrece abundantes níscalos, setas de pino y también puede encontrarse la “oronja” o “kuleto”, llamada reina de las setas o seta de los reyes. La recolección y uso de setas y hongos es habitual en la culinaria navarra.