Aceite de oliva de Navarra

By 26 octubre, 2015 marzo 24th, 2021 ALIMENTOS Y USOS CULINARIOS - NAVARRA

LOCALIZACIÓN

Zona media de Navarra

DESCRIPCIÓN

DOP. Obtenido de la aceituna de vuelo de las siguientes variedades: Arróniz, Empeltre y Arbequina. Se considera variedad principal la variedad autóctona Arróniz, representando en el coupage del aceite un porcentaje superior al 10 % Son aceites con un sabor amargo y un picante característico, muy equilibrado, de ligero a medianamente intenso, pero no dulce, de frutado medio a intenso, con valores mayores a 4,5 y con notas verdes y con un elevado porcentaje de ácido oleico (superior al 72 %).

ROL DE LAS PERSONAS

En Navarra el aceite de oliva ha estado presente desde los romanos alcanzando su punto máximo de desarrollo en el primer tercio del siglo XX, llegando a estar operativos más de 60 trujales (prensas para exprimir) aceite de oliva como ingrediente esencial de la cocina, está presente en nuestras vidas desde el siglo VI antes de Cristo. Numerosas civilizaciones han apreciado sus cualidades culinarias, además de protectoras para nuestra salud, es factor de protección cardiovascular, del estómago y del hígado y prolonga la esperanza de vida. La excelencia adquirida por el aceite de oliva viene definida, porque al contrario del resto de aceites procedentes de semillas, granos o frutos secos, es el único aceite del mundo obtenido de una “fruta”; y gracias a este singular origen, presenta un perfume y un sabor que lo convierten en el aceite gastronómico por antonomasia. Durante siglos ha sido base de cosméticos y ungüentos relacionados con el cuidado de la piel, la cura y cicatrización. Un buen aceite de oliva será afrutado en sus variedades: Aceite virgen, zumo puro de oliva, posee un contenido en ácido oleico inferior a 1,5º. Aceite de oliva extra: no rebasan 1,5º. Aceites corrientes o semifinos: su graduación se encuentra entre 1,5 y 3º. Aceites lampantes: los que superan los 3º de acidez, se refinan para su comercialización. Dos construcciones tradicionales están ligadas a su elaboración, las almazaras (del árabe) es el molino de aceite propiamente y el trujal, es la prensa donde se estruja y se exprime la aceituna. La farmacopea natural ha redescubierto las propiedades del aceite de oliva, además de sus usos gastronómicos, y domésticos como fabricación de jabones, protector de muebles, lubricante de engranajes, etc.