Fraga tiene una fértil huerta y campos de frutales, lo cual favorece que en los períodos de cosecha se hayan ideado métodos de conservación, como es el secado de higos. A mediados del siglo XX se acrecentó su producción. Los higos recién cogidos se colocaban en los cañizos, donde se seleccionaban según calidades: verdes, mustios, chafados.

Fraga tiene una fértil huerta y campos de frutales, lo cual favorece que en los períodos de cosecha se hayan ideado métodos de conservación, como es el secado de higos. A mediados del siglo XX se acrecentó su producción. Los higos recién cogidos se colocaban en los cañizos, donde se seleccionaban según calidades: verdes, mustios, chafados,… .etc. Los peores se vendían para alcohol o guardaban para los animales: tocinos, mulas, asno,… los “figalls” (higos abiertos al madurar) y los que tenían más miel para casa, para el invierno. Los higos secos buenos formaban la “partida”, los mejores se llamaban higos de flor. Se sabe que las mujeres que iban a encajonar o empaquetar higos en Fraga y que realizaron la huelga de mujeres en 1933 en la comarca, consiguieron reducir la jornada a 8 horas y aumento salarial.

LOCALIZACIÓN

Fraga, Huesca

ROL DE LAS PERSONAS

El cultivo de higos decayó en Fraga, en parte por la diversificación a otros productos que alteraron su medio. Plantaron otros frutales y el sistema o técnica de secado al sol se relegó por la competencia con otras maneras de conservación de la fruta.