LOCALIZACIÓN

Regional

DESCRIPCIÓN

DOP compartida, aunque su origen es el sudeste de la provincia de Salamanca, Guijuelo es el nombre de la comarca española más importante en la gastronomía chacinera del cerdo ibérico. La zona de producción de cerdos cuyas extremidades se convierten en jamones y paletas, amparados por la DO; esta DOP está constituida por las dehesas de encina y alcornoque, así como por las explotaciones autorizadas para el cebo de campo, pertenecientes a las comarcas agrícolas de las CCAA: Castilla León, Castilla La Mancha, Andalucía y en Extremadura: Cáceres: Comarcas de Trujillo, Brozas, Valencia de Alcántara, Logrosán, Navalmoral de la Mata, Jaraíz de la Vera, Plasencia, Hervás y Coria. En Badajoz, Comarcas de: Alburquerque, Mérida, Don Benito, Puebla de Alcocer, Herrera del Duque, Badajoz, Almendralejo, Castuera, Olivenza, Jerez de los Caballeros, Llerena y Azuaga.

ROL DE LAS PERSONAS

Para buscar los orígenes de la industria de Guijuelo hay que remontarse al siglo XVI, cuando los productos obtenidos de las “matanzas” se comenzaban a comercializar, mediante la figura del arriero que llevaba los productos por la geografía española para su venta o a veces intercambio. En Guijuelo, a partir de finales del siglo XIX, la matanza cobró ya tintes empresariales productivos, pasando del ámbito doméstico a otro más extenso, de mayor distribución que la meramente familiar o local. Estas circunstancias han hecho que, en Guijuelo y en el resto de la zona de elaboración, se fuera desarrollando un sector industrial basado en los aprovechamientos y derivados del cerdo ibérico, con especialización en los alimentados en las dehesas con bellotas. Este sector ha sabido aunar tradición histórica con las innovaciones tecnológicas aplicadas al sector alimenticio, manteniendo su carácter artesanal y sobre todo la calidad. En la actualidad, su asentamiento coincide con la zona de implantación del bosque mediterráneo, de encinas y alcornoques, formando el ecosistema de la Dehesa.