I.G.P. Mantecados de Astorga

La utilización de manteca de vaca es el hecho diferencial más importante en la elaboración y composición de las mantecadas y la que marca un hecho diferencial con bollos, bizcochos y magdalenas.

LOCALIZACIÓN

Astorga (León) ha sido desde tiempos romanos, un señalado nudo de comunicaciones y paso de peregrinaciones – destacada ciudad por su cruce de caminos entre el de la Vía de la Plata y El Camino de Santiago-.

DESCRIPCIÓN

La utilización de manteca de vaca es el hecho diferencial más importante en la elaboración y composición de las mantecadas y la que marca un hecho diferencial con bollos, bizcochos y magdalenas. También la composición cualitativa de los ingredientes es importante, dependiendo de que su fórmula sea más rica en huevo y manteca de vaca, así como el «punto» del fabricante, composición y método de elaboración que cada confitero ha ido heredando de generación en generación hasta nuestros días. Es un dulce cuadrado de unos 5,5 cm de lado y 2 cm de altura, con superficie dorada y curvada con granos de azúcar en el centro. Ofrece una textura suave y esponjosa.

ROL DE LAS PERSONAS

Las «Mantecadas de Astorga», amparadas por una Indicación Geográfica Protegida que certifica su origen y autenticidad, son un dulce típico elaborado con harina, huevos, manteca de vaca y azúcar, y envasado en Astorga, término geográfico que da nombre al producto. Un elevado porcentaje se vende como producto típico en la propia ciudad al turismo de paso. Aún hoy se conserva la receta tradicional de más de 200 años de historia y se presenta en las típicas «cajillas» hechas a mano, lo que dio origen a una profesión «las cajilleras», que son señoras de la ciudad encargadas de dar el pliegue característico a las mismas.