Costrada

By 27 octubre, 2015 RECETAS - NAVARRA

La «costrada» es postre tradicional de Aóiz en el Pirineo navarro, y recibe este nombre por la superfície dorada y seca, la costra, que se forma al hornearla. Es una especie de tarta circular, que combina una corteza similar a la de un bizcocho con un interior de crema suave. La costrada se sirve templada, en porciones y puede acompañarse de crema de natilla ligera. Se prepara la pasta en un bol batiendo las yemas, el azúcar, la manteca y el anís, y se incorpora poco a poco la harina. Para la crema pastelera se ponen a hervir ¾ de litro de leche con la canela, se añade azúcar y se mezcla con las yemas, la harina y el ¼ de leche restante, hasta que hierba de nuevo. Se unta un molde con manteca, se echa la mitad de la mezcla de la pasta, se vierte la crema pastelera y se cubre con la mitad de la mezcla sobrante. Se introduce en el horno precalentado y se hornea a 180º durante una hora, hasta que la crema esté cuajada y la superficie dorada.


La «costrada» es postre tradicional de Aóiz en el Pirineo navarro, y recibe este nombre por la superfície dorada y seca, la costra, que se forma al hornearla. Es una especie de tarta circular, que combina una corteza similar a la de un bizcocho con un interior de crema suave. La costrada se sirve templada, en porciones y puede acompañarse de crema de natilla ligera. Se prepara la pasta en un bol batiendo las yemas, el azúcar, la manteca y el anís, y se incorpora poco a poco la harina. Para la crema pastelera se ponen a hervir ¾ de litro de leche con la canela, se añade azúcar y se mezcla con las yemas, la harina y el ¼ de leche restante, hasta que hierba de nuevo. Se unta un molde con manteca, se echa la mitad de la mezcla de la pasta, se vierte la crema pastelera y se cubre con la mitad de la mezcla sobrante. Se introduce en el horno precalentado y se hornea a 180º durante una hora, hasta que la crema esté cuajada y la superficie dorada.

LOCALIZACIÓN

Municipio de Aóiz

ROL DE LAS PERSONAS

Este postre ha dado lugar a la unión de los vecinos en torno a la Cofradía de la costrada de Aóiz, como forma de recuperación y promoción de este dulce típico de la localidad. También se comercializa como un dulce típico de Navarra.