La Caballada de Atienza

LOCALIZACIÓN

Atienza (Guadalajara)

DESCRIPCIÓN

Se celebra el Domingo de Pentecostés en memoria de la liberación, por parte de sus arrieros, del rey niño Alfonso VIII en el año 1162, cuando las huestes de su tío Fernando II de León le perseguían. Vestidos con el atuendo tradicional y precedidos por su bandera, van en romería a caballo desde el casco histórico de la Villa hasta la ermita de la Virgen de la Estrella. La fiesta se desarrolla a lo largo de varios días: el preparativo, el de la víspera y el principal, o Domingo de Pentecostés, que se celebra con misa, baile posterior y procesión en honor a la patrona, subastas diversas y comida de hermandad, así como otro día más destinado al recuerdo de los cofrades enfermos y fallecidos (día de la Cernina).

ROL DE LAS PERSONAS

La Cofradía de la Santísima Trinidad –muy antigua y jerarquizada– es la encargada de organizar y ejecutar la fiesta. Compuesta en sus comienzos por arrieros que, posteriormente, también desempeñaban labores agrícolas (de ahí la aparición en escena de San Isidro, además de los aperos que figuran en la bandera. El escrito más antiguo que certifica la celebración de esta Caballada es un albalá. Carta o cédula real en que se concedía alguna merced, o se proveía otra cosa., de Alfonso X el Sabio, fechado en 28 de octubre de 1255 en Burgos, en el que viene a ratificar otro anterior firmado en Peñafiel en 1.232 por Fernando III. La fiesta, muy compleja en rituales se ha mantenido casi sin cambios, excepto los necesarios para su adaptación a los tiempos actuales, como el cambio en la merienda que se realiza en el que se ha incorporado nuevos productos.