Cordero Manchego

By 29 junio, 2014 marzo 24th, 2021 ALIMENTOS Y USOS CULINARIOS - CASTILLA LA MANCHA

LOCALIZACIÓN

Toledo

DESCRIPCIÓN

Carne fresca, procedente exclusivamente de corderos de la raza manchega, sin distinción de sexo, alimentados con leche materna, complementada con paja blanca y concentrada. La producción del cordero de raza manchega tiene lugar en el área controlada por la Indicación Geográfica Protegida. Esta área comprende municipios de las siguientes comarcas: Almansa, Centro, Hellín, Mancha, Manchuela, y Sierra de Alcaraz en la provincia de Albacete; Campo de Calatrava, Campo de Montiel y Mancha en Ciudad Real; Mancha Alta, Mancha Baja y Manchuela en Cuenca y La Mancha en la provincia de Toledo. Las normas que marca el Consejo Regulador son que el cordero Recental -el más sabroso- pese entre 10,1 y 15 kg. Debe ser sacrificado antes de finalizar el tercer mes de vida y el período de conservación no debe superar los 6 días. El cordero lechal debe tener un peso de 4,5 a 7 kg y puede presentarse con cabeza y asadura, en cuyo caso pesará un kilo más. El cordero de raza ovina manchega se alimenta de leche materna al menos durante 30 días, pudiendo después completar su alimentación con los pastos naturales de La Mancha. Estas circunstancias favorecen un Cordero Manchego reconocido por su gran terneza y jugosidad.

ROL DE LAS PERSONAS

La raza manchega tiene procedencia directa del gran tronco Entrefino autóctono, La fuerte especialización ovina de la región responde a sistemas tradicionales de producción basados en la raza «manchega» (carne y leche), y en el aprovechamiento de recursos forrajeros marginales (barbechos, rastrojos, eriales, monte bajo, etc.) Lo que ha generado un sistema de «aprovechamiento» y de complementariedad entre la agricultura y la ganadería. Las alternativas más apetitosas para el cordero asado son en caldereta, frito o guisado.