Cultivo y envasado de higos secos

By 19 enero, 2021 marzo 22nd, 2021 TÉCNICAS Y OFICIOS - ARAGÓN

LOCALIZACIÓN

Fraga (Huesca)

DESCRIPCIÓN

En Fraga y su comarca, el cultivo del hijo fue de gran importancia. Se recolectaba y aún se realiza desde finales de agosto durante un mes. Para recolectar los higos se usaba una larga escalera de madera. Normalmente se hacían tres recogidas, una cada 8 o 10 días, siendo tarea de los hombres. Para recoger los higos llevaban una cesta de mimbre, redonda y con asa de lado a lado, a la que ataban un gancho del que la colgaban a la propia escalera. Luego las mujeres llevaban los higos en un secadero hecho de cañizo. Durante el proceso de secado, los higos eran muy delicados y daban mucho trabajo: se tenían que voltear, para un correcto secado, y se les debía proteger de la humedad y rocío de la noche, así como de la lluvia. A mediados de octubre, se envasaban los higos, tarea realizada por las mujeres.

ROL DE LAS PERSONAS

En la actualidad, en el entorno de Fraga la presencia de estos árboles es casi testimonial. Las grandes extensiones de frutales ocuparon hace unos cuantos años su espacio y los que quedan ahora están muy diseminados. La higuera tiene que estar donde no haya fruta porque sus raíces se extienden muchísimo buscando el agua y perjudican el desarrollo de los frutales. De ahí que se localicen, sobre todo, en zona donde no hay riego. En esta zona se pueden recoger alrededor de 50.000 kilos de brevas, es muy poca producción y fundamentalmente es la gente mayor la que se dedica a ello.