Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

By 18 enero, 2021 marzo 22nd, 2021 PAISAJES - ARAGÓN

LOCALIZACIÓN

Pirineos (Huesca)

DESCRIPCIÓN

El Parque tiene una extensión protegida de 15.696 hectáreas y otras 19.196 hectáreas de Zona Periférica de Protección. Ocupa 6 municipios.: Bielsa, Fanlo, Puertólas, Tella-Sin, Torla y Broto en la comarca del Sobrarbe. Dicho Parque se sitúa entre los 700 metros del Río Bellós y los 3.348 metros de la cima de Monte Perdido. Fue declarado Parque Nacional en 1918. En cuanto a los pastos de alta montaña, proporcionan unas propiedades alimenticias especiales a la ternera, favorecida por un medio bioclimático mediterráneo de montaña meridional y cuyo resultado es una carne de vacuno comercializada como Ternera de Valle de Broto. Alrededor del Parque Nacional existe todo un paisaje humanizado. Las casas muestran una arquitectura típica del Alto Aragón, con tejados de losas de arenisca, paredes de piedra, chimeneas troncocónicas coronadas por la piedra del «espantabrujas» y cocinas-hogares con cadieras (bancos de madera alrededor de un fuego central). En torno al parque se han delimitado dos zonas: una Periférica de Protección de mayor superficie que el propio Parque, destinada a evitar impactos al mismo, y otra de Influencia donde se fomentan actividades compatibles con el Parque.

ROL DE LAS PERSONAS

Las actividades ganaderas de Alta Montaña se mantienen presentes en el Parque Nacional. El Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional establece la protección especial de las actividades ganaderas tradicionales compatibles con la conservación del medio, que han contribuido a modelar el paisaje del parque y a configurar algunos de sus ecosistemas más característicos. Las actividades pastoriles se fundamentan en el aprovechamiento de las estivas o puertos durante el verano por rebaños, en algunos casos importantes, de ovejas y vacas. Este uso ancestral de la montaña, cuyo mantenimiento es necesario, se basa en métodos y costumbres algunas veces transfronterizos: buen ejemplo de esto son los acuerdos que cada verano se renuevan en el puerto de la Bernatuara en el momento en que las vacas del valle de Broto alcanzan «sus» estivas de Osona (Gavarnie ) para aprovecharlas durante la época de buen tiempo.