«Pringá» o «pringada»

La recuperación del cultivo y producción de aceite de oliva ha dado lugar a la aparición de una nueva celebración, la «pringá». Consiste en la prueba del aceite nuevo que se realiza tostando pan bañado en aceite y que, una vez tostado se vuelve a sumergir en el nuevo aceite.

La recuperación del cultivo y producción de aceite de oliva ha dado lugar a la aparición de una nueva celebración, la «pringá». Consiste en la prueba del aceite nuevo que se realiza tostando pan bañado en aceite y que, una vez tostado se vuelve a sumergir en el nuevo aceite.

LOCALIZACIÓN

Diferentes localidades de Rioja Baja

ROL DE LAS PERSONAS

Este acto ha sido muy bien acogido por la sociedad y, en muy pocos años, se ha convertido en una actividad de marcado carácter popular.
Los propietarios de los trujales trabajan ahora también con esa idea de fiesta popular además de con la voluntad de presentar los nuevos aceites.