LOCALIZACIÓN

Principado de Asturias

DESCRIPCIÓN

La oveja Xalda es una raza indígena que pertenece al tronco celta. Las xaldas son muy ágiles, vivas y andarinas. Su apariencia general es la de una oveja pequeña y bien proporcionada. Tiene vellón de color blanco, o preferentemente, negro que cubre por debajo de los corvejones de fibras entrefinas sin formar tirabuzones. Cabeza pequeña, siempre lanada, con amplias cornamentas espirales los machos y hembras con cuernos rudimentarios. Se crían en régimen de ganadería extensiva para la producción de corderos para carne. El sabor de la carne es muy peculiar, más parecido al del cabrito que al del cordero convencional. La carne es muy fibrosa, tierna y con poca grasa. Sus características son: su cabeza es pequeña, perfil siempre recto en las hembras (incluso ligeramente cóncavo) y subconvexo en los carneros. Sus ojos son salientes, grandes y vivaces. Sus orejas son pequeñas en horizontal. Su cuello es corto y firme, más en los carneros que en las hembras. El pelo que presentan a lo largo del mismo le confiere una expresión semejante al muflón. Su tronco es alargado; recto en las hembras, con una pequeña joroba en los machos. Costillar bien arqueado. Su color es negro, blanco, cardín (mezcla de blanco y negro) y “a pezu” (con manchas grandes). Las que son negras pueden tener una mancha en la cabeza; son “gueifes” si la tienen en el hocico y la frente, o “coreyalbes” cuando la mancha les baja hasta el cuello. Al crecer, la lana negra se les vuelve rojiza. Finalmente, su lana les llega hasta los corbejones. Presentan hebras de longitud variable con tirabuzones pequeños mientras que La frente aparece enlanada.

ROL DE LAS PERSONAS

Para evitar la desaparición de la raza y fomentar su uso entre los ganaderos asturianos se creó en 1992 la «Asociación de Criadores d’Oveya Xalda» (ACOXA). Gracias a esta iniciativa dicha raza no ha desaparecido, sino que se presenta con futuro en el consumo de su carne y la calidad de esta.