Las cuencas hidrógráficas

Castilla La Mancha es un paisaje de grandes contrastes: inmensas llanuras y siete cuencas hidrográficas. Su privilegiada posición en el centro de la Península Ibérica la convierte en cabeza de cuencas y subcuencas que abastecen de recursos hidrográficos a Comunidades limítrofes llegando en algunos casos incluso a Portugal.

LOCALIZACIÓN

Regional

DESCRIPCIÓN

Castilla La Mancha es un paisaje de grandes contrastes: inmensas llanuras y siete cuencas hidrográficas. Su privilegiada posición en el centro de la Península Ibérica la convierte en cabeza de cuencas y subcuencas que abastecen de recursos hidrográficos a Comunidades limítrofes llegando en algunos casos incluso a Portugal. Tanto por extensión como por caudal, la Cuenca del Tajo es la más importante. Abarca gran parte de Guadalajara, parte de Toledo y parte del norte de la provincia de Cuenca. Por tamaño la siguen la Cuenca del Guadiana y la Cuenca del Júcar. Abarca el sureste de la provincia de Albacete la Cuenca del Segura; la Cuenca del Guadalquivir, la Cuenca del Ebro y en muy pequeña medida la Cuenca del Duero completan sin duda alguna uno de los paisajes naturales más espectaculares de nuestro país.

ROL DE LAS PERSONAS

La riqueza piscícola de estos ríos ha ayudado a promocionar el turismo rural de Castilla-La Mancha. La pesca fluvial es una actividad sostenible y contribuye de forma favorable al desarrollo rural de la región. La angula, la trucha común, trucha arco iris, o distintas variedades de barbo atraen cada año a más de 140.000 pescadores a los rios de Castilla-La Mancha. La trucha está muy presente en la cocina manchega.

CESIÓN DE LA IMAGEN

Presa y envalse de Talave (Cedida por la Confederación Hidrográfica del Segura)