España es el primer productor mundial de aceite de oliva, elemento básico de la Dieta Mediterránea. La Comunidad de Castilla La Mancha es la segunda en producción nacional de aceite de oliva virgen, con una superficie cultivada de olivar de alrededor de 400.000 hectáreas sobre un total nacional de 4.055.000 hectáreas de tierras de cultivo. La producción media de 90.000 toneladas de aceite de oliva virgen en esta comunidad supone alrededor de un 7% del total de la producción nacional y un 3% de la producción mundial.

LOCALIZACIÓN

Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara

DESCRIPCIÓN

España es el primer productor mundial de aceite de oliva, elemento básico de la Dieta Mediterránea. La Comunidad de Castilla La Mancha es la segunda en producción nacional de aceite de oliva virgen, con una superficie cultivada de olivar de alrededor de 400.000 hectáreas sobre un total nacional de 4.055.000 hectáreas de tierras de cultivo. La producción media de 90.000 toneladas de aceite de oliva virgen en esta comunidad supone alrededor de un 7% del total de la producción nacional y un 3% de la producción mundial. Según datos publicados en Cooperativas Agroalimentarias de Castilla La Mancha, más de 27.000 olivicultores asociados en 73 almazaras generan un volumen de facturación superior a los 110 millones de euros, por lo que es un peso muy importante en el desarrollo económico de la Comunidad.

ROL DE LAS PERSONAS

Castilla La Mancha cuenta con cuatro Denominaciones de Origen Protegidas: Aceite Campo de Calatrava, Aceite Campo de Montiel, Aceite de La Alcarria y Aceite Montes de Toledo. El exclusivo y extremadamente cuidadoso proceso de producción de manos de los expertos olivicultores locales son, sin duda, esenciales para la obtención de estos aceites de enorme calidad que ensalzan en buena manera los principios esenciales de la Dieta Mediterránea. Existen además otras tres Marcas Colectivas: Aceite Valle de Alcudia, con una presencia de al menos un 50% de las variedades cornicabra y picual complementado con arbequina, gordal, hojiblanca, limoncillo o manzanilla; Aceites Campos de Hellín, procedente de los frutos que producen los olivares repartidos por 5 municipios pertenecientes a la Comarca de Campos de Hellín, situada al sureste de la provincia de Albacete. Una superficie de cultivo de 6.000 hectáreas entre las que crecen las variedades autóctonas benizar, injerta y manzanilla local. Por último, Aceite Sierra de Alcaraz, producido en Sierra de Alcaraz y zona de influencia con las variedades picual y cornicabra en mayor medida, complementado con las variedades arbequina, picudo y manzanilla.