LOCALIZACIÓN

Regional (a excepción de las zonas montañosas del norte), mayoritariamente Comarcas de Las Vegas y La Campiña

DESCRIPCIÓN

El aceite de oliva virgen de Madrid es uno de los productos más tradicionales del medio rural madrileño. La Marca de Garantía Aceite de Madrid ampara al aceite de oliva virgen extra obtenido por procedimientos mecánicos de las variedades de aceituna mayoritarias Cornicabra y Manzanilla, y de las variedades de aceituna minoritarias Verdeja, Carrasqueña, Picual y Gordal, procedentes todas ellas de 97 municipios de la Comunidad de Madrid. Esta aceituna debe ser transformada y envasada en estos mismos municipios, hasta obtener un aceite de oliva virgen extra con una acidez máxima de 0,5 grados de ácido oleico. Para la elaboración de estos aceites sólo se podrá utilizar la aceituna recolectada del vuelo, no pudiendo ser utilizada la aceituna del suelo. Además, cabe señalar que una de las señas de identidad más importantes en los aceites de oliva madrileños es el contenido en ácido graso oleico (79%), así como sus bajos contenidos en ácido graso linoleico, que contribuye a proporcionar gran estabilidad oxidativa.

ROL DE LAS PERSONAS

Las primeras noticias documentadas que se tienen de la obtención de aceite y la existencia de almazaras aparecen en el libro de Don Vicente Cristóbal López, “Historia de Valdilecha, un pueblo de Madrid“, donde hace referencia a la existencia de molinos ya en el S. XIII. En la actualidad se cultivan unas 24.850 hectáreas de olivar, por parte de unos 4.500 agricultores con unas 4.000 Toneladas de aceite en 90 municipios de las comarcas de la Campiña, suroccidental y Las Vegas, destacando por su extensión Villarejo de Salvanés, Colmenar de Oreja, Chinchón, Campo Real, Arganda del Rey, Morata de Tajuña y Valdaracete.