Albardería (guarnición, talabartería)

LOCALIZACIÓN

Gran Canaria. Hierro

DESCRIPCIÓN

La insularidad de las Canarias, determina que a veces algunos oficios relacionados recaigan en la misma persona; por lo cual si atendemos a este aspecto, sería más adecuado la denominación del oficio de Talabartero, oficio que comprende labores más amplias propias de dos oficios especializados: el albardero (el oficio de fabricar aparejos de carga o albardas para los animales de labor o carga, utilizando materiales la lona, la paja y el saco), junto con el oficio propio del guarnicionero (arreos para las caballerías de tiro, montura o carga, utilizando el cuero de materia prima). Absolutamente necesarios en una economía agropastoril y marinera, en donde las comunicaciones eran difíciles por el relieve abrupto.

ROL DE LAS PERSONAS

En Gran Canaria y en el Hierro, por sus características físicas, el oficio de talabartero (albardero y guarnicionero) era necesario para la realización de todas las labores tradicionales que precisaban animales de labor o acarreo. A pesar de su disminución el oficio sigue siendo necesario, a veces derivando hacia un sentido más turístico, como paseos en burro, que en parte impiden que se extingan estas especies animales. La transmisión y el aprendizaje de estos oficios, se hacía en el seno familiar, empezando desde niños. La merma de las labores campesinas es directamente proporcional a la casi extinción del burro y la existencia residual de estos oficios, que tuvieron gran importancia porque permitían el alimento de la población.