LOCALIZACIÓN

Lozoya-Somosierra, Guadarrama, Área Metropolitana de Madrid, Sur Occidental. (Tambíen en las CCAA de Aragón, Andalucía, Castilla León, Castilla La Mancha, Extremadura y La Rioja)

DESCRIPCIÓN

El ganado apto para suministrar la carne que ha de ser amparada por la IGP es de raza Avileña-Negra Ibérica y el procedente de primer cruce entre reproductoras de raza Avileña-Negra Ibérica y sementales de las razas integradas Charolesa y Limusina. Son animales que están durante todo el año en el campo, para cuya alimentación se utilizan exclusivamente piensos autorizados por el Consejo Regulador, cuyas materias primas son de origen vegetal y mineral. La carne procedente de estos animales presenta consistencia firme al tacto, ligeramente húmeda y textura fina. El color es brillante entre rojo claro y rojo púrpura, con grasa de color blanco a crema y de elevada apreciación global por su terneza, intensidad y calidad del sabor. La Carne de Ávila tiene que cumplir un período de maduración mínimo de 4 días. Las características de la carne después del sacrificio y faenado son el color rojo claro a púrpura, textura fina y grasa cremosa.

ROL DE LAS PERSONAS

El testimonio más antiguo data de la prehistoria con los conocidos Toros de Guisando. En época de los romanos aparecen bovinos avileños tirando de carretas o en rutas de trashumancia. En los siglos XIV y XV se abren ferias de mercados. En el siglo XVIII la Raza Castellana cobra importancia como bovino de trabajo y en la segunda mitad del siglo XIX surge la Raza Serrana que, con el paso del tiempo y el cruce con otras razas, evoluciona dando lugar a la raza Avileña-Negra Ibérica.