LOCALIZACIÓN

Trevélez, Juviles, Busquístar, Pórtugos, La Taha, Bubión, Capileira y Bérchules (Granada)

DESCRIPCIÓN

Jamones redondeados, cubiertos con una cáscara y con el manguito sujeto. Curado durante al menos 14, 7 o 20 meses dependiendo del peso fresco de cada jamón. La carne es roja y brillante cuando se corta, con infiltración parcial de grasa en el tejido muscular. Tiene un sabor sutil, apenas salado. La grasa tiene una consistencia grasa y es brillante, de color blanco amarillento y de sabor agradable.

ROL DE LAS PERSONAS

El ‘jamón de Trevélez” es reconocido como un producto único vinculado al área de la Alpujarra Granadina por más de 200 años, lo cual es atestiguado por numerosas referencias bibliográficas del siglo XIX y por autores reconocidos, pero el momento más importante en la historia de este jamón tuvo lugar el 12 de octubre de 1862 cuando la reina Isabel II otorgó al Consejo de la Municipalidad de Trevélez el privilegio de ser su proveedor oficial del Palacio. Este producto fue llevado al extranjero por Eugenia de Montijo, esposa de Napoleón III y Emperatriz Consorte de Francia, quien presentó a ‘Jamón de Trevélez’ a la mesa de la Corte (la famosa ‘Cuisine Française’). El conocimiento y los métodos artesanales se han mantenido desde entonces y han sido transmitidos por generaciones de fabricantes de jamones, artesanos expertos en el método de curado natural, y el conocimiento de estos artesanos influye directamente en las características del “Jamón de Trevélez”.