La matanza del cerdo

LOCALIZACIÓN

Se realiza aun en zonas agrícolas del territorio

DESCRIPCIÓN

Se realiza cuando empiezan los primeros fríos según el refranero popular por san Martín el 11 de noviembre. El día previo a la matanza el cerdo (gochu en Bable) se deja en ayunas para que limpie al máximo el recorrido intestinal. Es el día de preparación donde las mujeres empiezan a adoptar el papel protagonista que les corresponderá durante todo el proceso. Es el momento de pelar y picar la cebolla para la morcilla, rallar la calabaza, preparar los ajos para el adobo, picar perejil y desmenuzar el orégano, preparar el pan para las sopas. El día de la matanza se inicia muy temprano con el acondicionamiento del espacio para matar y el encendido de un gran fuego donde se calentará el agua necesaria para escaldar el cerdo una vez muerto para que se pueda rapar. La sangre del cerdo constituye la base de la morcilla por lo que es fundamental su máximo aprovechamiento. Una vez rapado, el animal es despiezado en su totalidad siendo las mujeres las que han de lavar sus tripas. Su mejor carne se guarda para lomo, costillas, lacón y jamón mientras se pica y se adoba el resto (sal gorda, ajo, pimentón dulce y picante) para hacer el picadillo, que será la masa de los chorizos.

ROL DE LAS PERSONAS

Tarea que implica el esfuerzo de hombres y mujeres de un grupo familiar determinado, cada uno en diferentes especialidades y partes del proceso de dicha matanza, así como la ayuda de vecinos y amigos.