El Palo de Mallorca es una bebida espirituosa obtenida por maceración y/o infusión de la corteza de quina (Cinchona) y de raíces de genciana (Gentina lutea), con azúcar, sacarosa caramelizada y alcohol etílico

LOCALIZACIÓN
Mallorca

DESCRIPCIÓN
El Palo de Mallorca es una bebida espirituosa obtenida por maceración y/o infusión de la corteza de quina (Cinchona) y de raíces de genciana (Gentina lutea), con azúcar, sacarosa caramelizada y alcohol etílico. El nombre proviene de la corteza de la quina (conocida como palo quina), originaria de América del sur y que fue conocida en España a través de la condesa de Chinchón. Las cortezas de la quina contienen diversas sustancias, como la quinina, que le dan un sabor amargo y astringente, pero que tiene propiedades antipiréticas y antipalúdicas. La zona de elaboración del Palo de Mallorca es la isla de Mallorca. Según el reglamento de la denominación ,el Palo de Mallorca se obtiene por maceración, básicamente de quina y genciana, en alcohol etílico de origen agrícola y agua. También se contempla la opción de obtenerlo por infusión de quina y genciana en agua, con adición posterior del alcohol; a esta infusión se le añade la sacarosa disuelta en agua y el azúcar caramelizado por calentamiento. Les materias primas utilizadas en la elaboración del Palo de Mallorca son: a) Quina: cortezas de diversos árboles del género Cinchona b) Genciana: raíces secas de la planta perenne Gentiana lutea L. c) Alcohol: alcohol etílico obtenido por destilación y/o rectificación, previa fermentación alcohólica, de productos agrícolas. d) Sacarosa, en cualesquiera de sus presentaciones para uso alimentario. No se utilizan en ningún caso aceites esenciales ni colorantes artificiales. Los únicos colorantes que pueden utilizarse son infusiones o maceraciones de productos naturales o caramelo de azúcar.

ROL DE LAS PERSONAS
Con el tiempo, y con el objetivo de mejorar el desagradable sabor de estos extractos, se les añadieron concentrados de azúcares de uva, de higos secos y de algarroba. Estos extractos azucarados se recalentaban con la finalidad de concentrarlos y, en consecuencia, el azúcar se iba caramelizando y oscureciendo y el sabor obtenido enmascaraba el amargor. Este jarabe tenia una vida relativamente limitada ya que el producto fermentaba con facilidad, con lo cual se optó por añadirle alcohol. Nacía así el palo, que poco a poco vio limitada la cantidad de quinina y de genciana, aumentando el alcohol y el azúcar. Al final se ha relegado su valor medicinal y se ha convertido en una aperitivo apreciado y reconocido en nuestro entorno. Es muy comun tomarlo solo, con hielo o mezclándolo con sifón. El 1993 se aprobó el Reglamento de la Denominación Geográfica Palo de Mallorca, lo cual permite por una parte proteger el nombre geográfico, y por otra evitar la competencia desleal y garantizar la calidad del producto.