Ollería de fuego

Por alfarería se entiende dos tipos: la alfarería de agua o basto para contener líquidos y la ollería de fuego vidriada que, constituía la batería de cocina tradicional y el ajuar doméstico de mesa.

Por alfarería se entiende dos tipos: la alfarería de agua o basto para contener líquidos y la ollería de fuego vidriada que, constituía la batería de cocina tradicional y el ajuar doméstico de mesa. La ollería de fuego fue imprescindible para cocinar, conservar y servir los alimentos en la gastronomía aragonesa tradicional. La morfología de la ollería de fuego es muy variada: recipientes para cocinar, vajilla de cocina, recipientes para guardar conserva, pucheros, orzas, cazuelas o peroles, terrizos mondongueros, aceiteras llamadas también alcuces u olieras, vinagreras, morteros, chocolateras, hueveras y vajilla de mesa: platos, tazas, vasos, escudillas, jarra, cucharón o saleros. Alfares de ollería de fuego hoy desaparecidos fueron: Abiego, Abizanda y Barbastro en Huesca y los actuales en activo de Naval y Bandaliés. En Zaragoza Daroca, Villafeliche y Zaragoza capital.

LOCALIZACIÓN

Regional

ROL DE LAS PERSONAS

El antiguo oficio de alfarero fue imprescindible para fabricar útiles domésticos para la cocina y la mesa, destinados a múltiples usos; hoy en día su evolución la convierte en una artesanía, vestigio de oficios pasados, que en algunos casos se convierte en objeto de decoración y en otros se torna innovadora.