Museo de las bodegas del señorío de Otazu

By 26 octubre, 2015 octubre 28th, 2015 ESPACIOS CULTURALES - NAVARRA

Son las bodegas más septentrionales de España. El señorío de Otazu, es historia, arte, vino; ubicado en un palacio Renacentista del siglo XVI y en el que en 1840, construyeron una antigua bodega al estilo de los chateaux franceses, hoy museo del vino de pago del señorío. Nacía así la primera bodega construida en Navarra fuera del casco urbano y que elaboraba vino de una sola finca, lo que supuso un hito en el mundo vitivinícola de aquella época. El museo alberga el recuerdo de los primeros cultivos de la zona de remolacha y girasol, así como el proceso histórico que conllevó hasta la actual producción de uva y vino de pago. Además se encuentran numerosos instrumentos, útiles y enseres, restaurados, material gráfico sobre el territorio y el vecino pueblo de Etxaurri, testimonios que se ilustran en el exterior del museo con escultura de artistas contemporáneos.

Son las bodegas más septentrionales de España. El señorío de Otazu, es historia, arte, vino; ubicado en un palacio Renacentista del siglo XVI y en el que en 1840, construyeron una antigua bodega al estilo de los chateaux franceses, hoy museo del vino de pago del señorío. Nacía así la primera bodega construida en Navarra fuera del casco urbano y que elaboraba vino de una sola finca, lo que supuso un hito en el mundo vitivinícola de aquella época. El museo alberga el recuerdo de los primeros cultivos de la zona de remolacha y girasol, así como el proceso histórico que conllevó hasta la actual producción de uva y vino de pago. Además se encuentran numerosos instrumentos, útiles y enseres, restaurados, material gráfico sobre el territorio y el vecino pueblo de Etxaurri, testimonios que se ilustran en el exterior del museo con escultura de artistas contemporáneos.

LOCALIZACIÓN

Municipio de Etxaurri

ROL DE LAS PERSONAS

Son Vinos de Pago, la categoría más alta de los vinos y que distrutan 4 bodegas más. Reciben este distintivo por sus peculiares cualidades microclimáticas, sus suelos y su propia historia, dando lugar a vinos personales de gran calidad. Otazu es un enclave particular restaurado: destaca la Iglesia del siglo XII, la torre palomar del siglo XIV y el palacio del siglo XVI con su huerta y sus campos.