Morcilla de Aragón

By 6 noviembre, 2015 enero 26th, 2021 ALIMENTOS Y USOS CULINARIOS - ARAGÓN

LOCALIZACIÓN

Regional

DESCRIPCIÓN

La morcilla de Aragón es C’Alial y uno de los preparados alimenticios del cerdo, admite diferentes variaciones en la receta, aunque los ingredientes básicos son sangre y manteca de cerdo, arroz, cebolla y piñones, que junto con otros condimentos se embuten en tripa natural de cerdo o vacuno y se cuecen. La Morcilla que se vende con el control de Calidad Alimentaria, sólo puede elaborarse con sangre de cerdo fresca, excluyendo cualquier preparado o derivado de la misma, arroz de categoría extra y cebolla fresca, preferentemente de la variedad de Fuentes, que es otro de los productos con sello de calidad. Según la costumbre de cada comarca, se puede añadir a la masa pan y avellanas y condimentos diversos como canela, clavo, anís o azúcar. Deben además ajustarse a diferentes condiciones como la prohibición de aditivos y se regulan tanto parámetros fisicoquímicos (máximo de grasa, humedad o hidratos de carbono) como la composición microbiológica o su calidad gastronómica. Así, como el color negro, el corte homogéneo y los piñones enteros.

ROL DE LAS PERSONAS

La fiesta de la matacía, matanza, matapuerco o matacochín, cuya denominación y ritual varían de unas regiones a otras, mantiene todavía su gran tradición en algunos rincones de la comunidad y, sobre todo, en la memoria colectiva de todas las gentes, siendo la morcilla una de las grandes protagonistas, tan importante para el consumo que su preparación y posterior conservación se aseguraba mediante un conjuro «Santa Susana que salga la morcilla sana». El resultado es un producto muy equilibrado dietéticamente y de excelente sabor, idóneo tanto para consumirlo asado o frito, como para acompañar cocidos y guisos de legumbres.