Manipulación de especias vegetales para infusión

By 26 octubre, 2015 octubre 28th, 2015 Sin categoría

Las especies vegetales para infusión de uso alimentario y como agentes aromáticos en la gastronomía, están reconocidas con la categoría de alimentos artesanos de Navarra. Se consideran plantas aromáticas aquellas que además de sus propiedades medicinales, desprenden olor debido a sus aceites esenciales. Se consideran plantas condimentarias, aquellas plantas aromáticas que se utilizan para condimentar o sazonar alimentos para conferirles unas características organolépticas más agradables al gusto. Pueden emplearse frescas, congeladas o secas. Un ejemplo de esta actividad agrícola se encuentra focalizada en empresas de Lumbier, donde practican cultivos ecológicos, con más de 50 variedades de plantas medicinales y aromáticas, además sus instalaciones han sido realizadas según criterios de bioconstrucción y energía renovable. La clasificación de las variedades culinarias se realiza en función de la parte aprovechada: semillas (cilantro, comino, eneldo, hinojo); hierbas (eneldo, perejil y perifollo); hortalizas como el apio; entre las labiadas distinguimos: ajedrea, albahaca, hierbabuena, mejorana, melisa, mentapiperita, orégano, romero, salvia, tomillo; plantas para elaboración o aromatización de bebidas: achicoria, diente de león, ajenjo, anís verde, endrino, lúpulo, genciana, enebro… Algunas de estas aromáticas son llamadas también plantas perfumeras, que son aquellas plantas aromáticas que se utilizan para extraer los aceites esenciales o esencias de perfumes o aromas: lavanda, jazmín, salvia, hierbaluisa…

Las especies vegetales para infusión de uso alimentario y como agentes aromáticos en la gastronomía, están reconocidas con la categoría de alimentos artesanos de Navarra. Se consideran plantas aromáticas aquellas que además de sus propiedades medicinales, desprenden olor debido a sus aceites esenciales. Se consideran plantas condimentarias, aquellas plantas aromáticas que se utilizan para condimentar o sazonar alimentos para conferirles unas características organolépticas más agradables al gusto. Pueden emplearse frescas, congeladas o secas. Un ejemplo de esta actividad agrícola se encuentra focalizada en empresas de Lumbier, donde practican cultivos ecológicos, con más de 50 variedades de plantas medicinales y aromáticas, además sus instalaciones han sido realizadas según criterios de bioconstrucción y energía renovable. La clasificación de las variedades culinarias se realiza en función de la parte aprovechada: semillas (cilantro, comino, eneldo, hinojo); hierbas (eneldo, perejil y perifollo); hortalizas como el apio; entre las labiadas distinguimos: ajedrea, albahaca, hierbabuena, mejorana, melisa, mentapiperita, orégano, romero, salvia, tomillo; plantas para elaboración o aromatización de bebidas: achicoria, diente de león, ajenjo, anís verde, endrino, lúpulo, genciana, enebro… Algunas de estas aromáticas son llamadas también plantas perfumeras, que son aquellas plantas aromáticas que se utilizan para extraer los aceites esenciales o esencias de perfumes o aromas: lavanda, jazmín, salvia, hierbaluisa…

LOCALIZACIÓN

Regional

ROL DE LAS PERSONAS

En 2014 el Gobierno de Navarra aprobó el Decreto Foral para promover la venta directa o ambulante de productos por parte de los propios agricultores y ganaderos, para permitir un reparto más equitativo del valor del precio de venta final, muy especialmente los de carácter artesanal. Los productos incluidos en este ámbito son zumos, mermeladas y conservas de frutas y hortalizas; sidra, vino, licores y aguardientes; productos cárnicos; productos lácteos; manipulación y elaboración de miel y productos derivados; especies vegetales para infusión de uso alimentario y como agentes aromáticos de uso en alimentación; aceite de oliva virgen extra y huevos frescos seleccionados. El uso de aromáticas es cada vez más apreciado y creciente, sumando el carácter comercial a sus valores de calidad artesanales y ecológicos.