Industria salazonera y conservera de anchoas

By 9 noviembre, 2015 febrero 2nd, 2021 ACTIVIDADES DE PRODUCCIÓN - CANTABRIA, CANTABRIA

LOCALIZACIÓN

Villas marineras de Santoña, Colindres, Laredo y Castro Urdiales

DESCRIPCIÓN

La industria de escabechados y salazones venía siendo tradicional en los puertos pesqueros cántabros desde, al menos, la Edad Media, sobre todo Santoña donde los empresarios principalmente del sur de Italia (Castello, Sanfilippo, Pontecorboli, Cusimano, Pelazza, Mesina, Busalachi, Zizzo, etc.) llegaron con el cambio de siglo revolucionando la industria artesanal conservera con sus semiconservas de pescado, especialmente de “bocarte” (anchoa) y orientándola a la exportación a Italia y el Mediterráneo. La actividad en realidad es un largo proceso que comienza con la descarga del pescado en lonja, aún cuando existe un abastecimiento particular de las casas de los pescadores. Después, en la fábrica o en casa, comienza el proceso de descabezar y cortar las colas, limpiar, desespinar, salar, prensar, desgrasar, envasar y clasificar, en el caso del bocarte; o descabezar, quitar las colas, limpiar, trocear, cocer los trozos, desespinar, envasar, escabechar o meter en aceite, cocer los tarros y clasificar en el caso del bonito. En ese proceso participan sobre todo las mujeres, secundariamente los hombres, aunque sí son los encargados y técnicos, así como se emplean en los trabajos de mayor fuerza física, como los clasificados y portes.

ROL DE LAS PERSONAS

La actividad en realidad es un largo proceso que comienza con la descarga del pescado en lonja, aun cuando existe un abastecimiento particular de las casas de los pescadores. Después, en la fábrica o en casa, comienza el proceso de descabezar y cortar las colas, limpiar, desespinar, salar, prensar, desgrasar, envasar y clasificar, en el caso del bocarte; o descabezar, quitar las colas, limpiar, trocear, cocer los trozos, desespinar, envasar, escabechar o meter en aceite, cocer los tarros y clasificar en el caso del bonito. En ese proceso participan sobre todo las mujeres, secundariamente los hombres, aunque sí son los encargados y técnicos, así como se emplean en los trabajos de mayor fuerza física, como los clasificados y portes.