Elaboración de Leche de Almendra

Los frailes mínimos de Santa Maria del Camí contribuyeron a la difusión de esta deliciosa receta en el centro de la isla de Mallorca donde abundan los almendros

LOCALIZACIÓN
Mallorca y Menorca

DESCRIPCIÓN
Los frailes mínimos de Santa Maria del Camí contribuyeron a la difusión de esta deliciosa receta en el centro de la isla de Mallorca donde abundan los almendros. Para esta receta utilizaríamos almendras de Mallorca que darán una textura y sabor inconfundibles a nuestro preparado. Una vez sacada la almendra de su cáscara, la escaldaremos y quitaremos la piel. Moleremos las almendras a la vez que añadimos agua. El líquido obtenido lo pondremos al fuego hasta que hierva la primera vez, removiendo continuamente para evitar que se pegue a la cazuela. Luego añadimos unos 800 gramos de azúcar por kilo de almendra utilizada, cáscara de limón y canela en rama al gusto. Esta mezcla se pondrá de nuevo al fuego durante unas dos horas más sin dejar de remover. Una vez preparada, se puede tomar tal cual o hacer una sopa añadiendo trocitos de coca de Navidad o de patata, especialidades de la isla. Si cada día sometemos la leche sobrante a un nuevo hervido, sin dejar de remover, su sabor irá evolucionando hacia una cierta caramelización tan sabrosa que nos hará olvidar lo laborioso de su preparación.

ROL DE LAS PERSONAS
Se tienen referencias a la elaboración de esta leche desde finales del siglo XVII. Los frailes de esa orden, que observaban un vegetarianismo estricto, elaboraban este alimento con un molino manual de muelas de piedra. El primer paso era el triturado de las almendras al tiempo que se añadía agua. Este líquido se hervía en dos etapas sucesivas y se condimentaba para obtener el producto final. Una vez al año ofrecían el molino a los habitantes de la villa para que elaborasen este manjar. Esto hizo que se popularizase su consumo en Santa Maria del Camí y las zonas limítrofes donde mendicaban los monjes. En algunas de esas zonas (Santa Maria del Camí, Santa Eugènia, sa Cabaneta, Pòrtol i Pla de na Tesa) todavía se conserva la tradición de elaborar el producto y desde 2006 se celebra a mediados de diciembre una feria local en el Pla de na Tesa. En esta feria se realizan diversas actividades encaminadas a la preservación y difusión de esta actividad.Una vez preparada, se puede tomar tal cual o hacer una sopa añadiendo trocitos de coca de Navidad o de patata, especialidades de la isla. Es muy consumida en algunos lugares de Mallorca durante las fiestas navideñas.