El día de la trashumancia, entrada de los rebaños trashumantes en las Bardenas Reales

By 27 octubre, 2015 Sin categoría

Miles de ovejas procedentes de los valles pirenaicos de Roncal y Salazar entran el 18 de septiembre en el Parque Natural de las Bardenas Reales, concretamente en el término conocido como El Paso, en Carcastillo, al sur de Navarra, en busca de pasto para el otoño e invierno. Cumplen así con una tradición que data de la Edad Media, y que permite a las ovejas aprovechar los pastos de las tierras cálidas del sur de Navarra como hacían antaño. Al amanecer, los pastores y el ganado, que han recorrido durante cinco días y cinco noches el largo camino que separa los valles pirenaicos de la tierras riberas, entran en El Paso. Un disparo de escopeta marca, a las ocho de la mañana, el comienzo del paso de los rebaños, que se prolonga durante todo el día y en las jornadas siguientes. Para el desplazamiento de los rebaños roncaleses hasta las Bardenas Reales se habilitó un camino de 131 kilómetros que une, de norte a sur, los pastos pirenaicos roncaleses con los páramos bardeneros, concretamente desde el valle de Belagua, en las inmediaciones de la ermita de Arrako, hasta el valle del Ebro, en el límite de la localidad aragonesa de Tauste.
Miles de ovejas procedentes de los valles pirenaicos de Roncal y Salazar entran el 18 de septiembre en el Parque Natural de las Bardenas Reales, concretamente en el término conocido como El Paso, en Carcastillo, al sur de Navarra, en busca de pasto para el otoño e invierno. Cumplen así con una tradición que data de la Edad Media, y que permite a las ovejas aprovechar los pastos de las tierras cálidas del sur de Navarra como hacían antaño. Al amanecer, los pastores y el ganado, que han recorrido durante cinco días y cinco noches el largo camino que separa los valles pirenaicos de la tierras riberas, entran en El Paso. Un disparo de escopeta marca, a las ocho de la mañana, el comienzo del paso de los rebaños, que se prolonga durante todo el día y en las jornadas siguientes. Para el desplazamiento de los rebaños roncaleses hasta las Bardenas Reales se habilitó un camino de 131 kilómetros que une, de norte a sur, los pastos pirenaicos roncaleses con los páramos bardeneros, concretamente desde el valle de Belagua, en las inmediaciones de la ermita de Arrako, hasta el valle del Ebro, en el límite de la localidad aragonesa de Tauste.

LOCALIZACIÓN

Municipio de Carcastillo

ROL DE LAS PERSONAS

Se trata de un espectacular acto, muy popular, que se repite desde la Edad Media y con el que en Navarra se cumple el ciclo trashumante. Lo que para los pastores es el fin del cansado viaje, se ha convertido en una jornada festiva acompañada de música folclórica. Se elaboran migas de pastor comunitarias con chistorra, servidas con vinos de la tierra. El sistema de vida de los ganados trashumantes proporciona una excepcional carne ovina que enriquece la gastronomía navarra.