«Con pan, queso y vino, se anda el camino».

La transhumancia y el peregrinaje, durante la Edad Media, ayudaron a difundir los diferentes tipos de queso por toda la Península, ya que eran fáciles de transportar y no se estropeaban tanto como otros alimentos. En el camino de Santiago los quesos navarros, vascos, aragoneses, castellanos, cántabros, astures y gallegos proporcionaron a los peregrinos un alimento bueno y energético para su peregrinación. Este refrán está bastante extendido por la península, los caminos permitían un gran intercambio de literatura oral y folclore con el trasiego de las gentes.
La transhumancia y el peregrinaje, durante la Edad Media, ayudaron a difundir los diferentes tipos de queso por toda la Península, ya que eran fáciles de transportar y no se estropeaban tanto como otros alimentos. En el camino de Santiago los quesos navarros, vascos, aragoneses, castellanos, cántabros, astures y gallegos proporcionaron a los peregrinos un alimento bueno y energético para su peregrinación. Este refrán está bastante extendido por la península, los caminos permitían un gran intercambio de literatura oral y folclore con el trasiego de las gentes.

LOCALIZACIÓN

Camino de Santiago, Navarra

ROL DE LAS PERSONAS

Ayer, como hoy, los peregrinos deben coger fuerzas degustando los productos que van encontrándose en su trasiego, el turismo cultural se completa con esta cultura culinaria, que cada vez es más apreciada y sabe mostrarse mejor.