Cantarería de agua

By 9 noviembre, 2015 Sin categoría

Conocida como cantarería de agua o basto, popularmente en Aragón, tinajería o tinallería. Producen piezas destinadas a almacenar líquidos (vino, agua, aceites) como: botijos, rallos, jarras, librillos, medidores de capacidad, cuezos o cántaros, empleados en cocina, bodegas y para servicio de mesa.

Conocida como cantarería de agua o basto, popularmente en Aragón, tinajería o tinallería. Producen piezas destinadas a almacenar líquidos (vino, agua, aceites) como: botijos, rallos, jarras, librillos, medidores de capacidad, cuezos o cántaros, empleados en cocina, bodegas y para servicio de mesa. El barro recibía normalmente, solo una cocción, sin vidriado y mantenía sus características de porosidad adecuada a su servicio utilitario. Destacan las antiguas cantarerías o alfares de: Teruel, Calanda y Gea de Albarracín, Cabra de Mora, Cantavieja, Mora de Rubielos, Ráfales y Teruel Capital, Huesca, Sarsamarcuello, Nueno, Abiego, Puebla de Castro, Fonz, Alcampel y en Zaragoza destacan las tinajas de Sestrica, Illueca, Jarque, Tabuenca y Tierga, los cántaros a torno de Huesa del Común. Son alfares la mayoria extintos, pero cuyas piezas encontramos en museos de Aragón, como el de Teruel o el de Zaragoza.

LOCALIZACIÓN

Huesca y Teruel

ROL DE LAS PERSONAS

Actividad y oficio en retroceso, pero del que aún podemos apreciar importantes muestras en Museos y en espacios particulares. Son piezas que permanecen muy arraigadas por haber sido imprescindibles en el hogar, la gastronomía y la cocina. Hoy en día apreciamos su factura, su técnica y estética, convirtiéndose en objeto de decoración o museo.