Alfarería

By 30 junio, 2014 Sin categoría

En la Región de Murcia han existido varios núcleos de producción alfarera, siendo el más representativo el municipio de Totana, en el que la toponimia de sus calles refleja la huella de la actividad: calle tinajerías, barrio de la tejera o el paseo de las ollerías. El carácter de la actividad ha sido familiar y la transmisión de padres a hijos, llegando hasta nuestros días.

LOCALIZACIÓN

Totana y Lorca

DESCRIPCIÓN

En la Región de Murcia han existido varios núcleos de producción alfarera, siendo el más representativo el municipio de Totana, en el que la toponimia de sus calles refleja la huella de la actividad: calle tinajerías, barrio de la tejera o el paseo de las ollerías. El carácter de la actividad ha sido familiar y la transmisión de padres a hijos, llegando hasta nuestros días. Los objetos realizados tradicionalmente eran de uso doméstico -ollas, lebrillos, jarras, botijos, cántaros, destacando las tinajas y las orzas-, sin embargo en la actualidad las mayores producciones están destinadas a macetas y jardineras, por la caída en desuso de este tipo de utensilios domésticos. El proceso alfarero, a grandes rasgos, pasa por la preparación del barro, su mezcla con agua y amasado, su trabajado en el torno donde va tomando diversas formas mientras gira, y posteriormente su horneado. Diversas tareas se realizan por medios mecánicos en las actualidad, sin embargo en esencia los conocimientos y la creatividad de los artesanos alfareros sigue siempre presente en su trabajo.

ROL DE LAS PERSONAS

Los roles tradicionales en los talleres de alfarería han sido oficiales, peones y aprendices. En empresas familiares, las mujeres participan en los procesos delicados como colocación de elementos accesorios (asas, pitorros) y la realización de dibujos decorativos. La mayor parte de los talleres actuales son de carácter familiar y la comercialización la realizan de forma directa.