Actividad apícola

By 23 octubre, 2015 octubre 28th, 2015 Sin categoría

La apicultura es la actividad de la cría de abejas para la producción de miel y otros derivados. Actividad ancestral bien representada en Navarra, revitalizada en el segundo tercio del siglo XX por algunos párrocos de pequeñas localidades, como León Lacasia catedrático apicultor y su publicación “Guía del apicultor”, a modo de manual. En Navarra se producen anualmente unas 300 toneladas de miel, aunque el consumo no llega al medio kilo por persona. Las plantas y flores de libación en Navarra son variadas, aunque en al sur de Pamplona es mayoritariamente romero y espliego, aromáticas propias de un medio mediterráneo, hacia el norte se van especializando en mieles oscuras de castaño, acacia, brezo… En la zona de la Montaña se empleaba tradicionalmente una vasija compuesta a partir de un cono de mimbre y caña recubierto de boñiga y barro, en otras zonas pueden ser de corteza o tronco de árbol vaciado o incluso de piedra. El hecho que marcó el cambio de mentalidad y la actividad del apicultor sucedió en 1985 con la enfermedad provocada por el parásito Varroa para el que no existían tratamientos eficaces. Hizo que se exterminaran miles de colmenas.
La apicultura es la actividad de la cría de abejas para la producción de miel y otros derivados. Actividad ancestral bien representada en Navarra, revitalizada en el segundo tercio del siglo XX por algunos párrocos de pequeñas localidades, como León Lacasia catedrático apicultor y su publicación “Guía del apicultor”, a modo de manual. En Navarra se producen anualmente unas 300 toneladas de miel, aunque el consumo no llega al medio kilo por persona. Las plantas y flores de libación en Navarra son variadas, aunque en al sur de Pamplona es mayoritariamente romero y espliego, aromáticas propias de un medio mediterráneo, hacia el norte se van especializando en mieles oscuras de castaño, acacia, brezo… En la zona de la Montaña se empleaba tradicionalmente una vasija compuesta a partir de un cono de mimbre y caña recubierto de boñiga y barro, en otras zonas pueden ser de corteza o tronco de árbol vaciado o incluso de piedra. El hecho que marcó el cambio de mentalidad y la actividad del apicultor sucedió en 1985 con la enfermedad provocada por el parásito Varroa para el que no existían tratamientos eficaces. Hizo que se exterminaran miles de colmenas.

LOCALIZACIÓN

Regional

ROL DE LAS PERSONAS

En la actualidad se han extendido las colmenas movilistas metálicas, fáciles de transportar en busca de floración para su alimento practicando una variedad de la trashumancia, la apícola. La elaboración artesanal de miel y derivados, como propóleo, jalea, cera, acusa cada vez una mayor demanda, paralela a todos los productos naturales, saludables y ecológicos. Las mieles producidas en Navarra están reconocidas en la categoría de “Alimentos Artesanos de Navarra”