Viticultura en la Campiña de Jerez de la Frontera

By 28 junio, 2014 PAISAJES - ANDALUCÍA

Las excelentes condiciones agronómicas de la fértil campiña jerezana, situada en la vega del Guadalquivir y junto al río Guadalete, han propiciado que en la zona se obtengan unos vinos, con cualidades específicas.

DESCRIPCIÓN

Las excelentes condiciones agronómicas de la fértil campiña jerezana, situada en la vega del Guadalquivir y junto al río Guadalete, han propiciado que en la zona se obtengan unos vinos, con cualidades específicas. La orografía de la comarca se compone de grandes llanuras y suaves lomas o cerros, sobre las cuales se levantan las casas de viñas, que de este modo controlan una amplia campiña de horizontes abiertos. Los viñedos están situados en los llamados “pagos”, que son porciones de tierra de extensión variable que tienen en común una misma topografía y edafología. Los vinos de mejor calidad son los elaborados con uva proveniente de pagos de albariza. Por ello, las viñas se clasifican en dos tipos: las denominadas de “Jerez Superior”, situadas en pagos de albariza, y las llamadas “Zonas”, ubicadas en pagos de barros o de arenas. Uno de los pagos de mayor renombre en la comarca es el de Macharnudo. Esta cultura del vino impregna, actualmente, el paisaje de Jerez no sólo por sus extensas plantaciones de vides, o por sus lagares y bodegas, sino también porque este elemento es uno de los ejes fundamentales de sus fiestas y sus gastronomía.

ROL DE LAS PERSONAS

En la comarca, la viticultura ha sido una ocupación tradicional, cuyos conocimientos se han ido traspasando de padres a hijos y dentro del propio gremio. En los años setenta del siglo XX aún existían en Jerez los llamados Centros Culturales, en los que se discutían los procedimientos y se iniciaba en la viticultura a los jóvenes agricultores. Estos centros llegaban a ser casi escuelas de viticultores. En la actualidad hay que diferenciar entre los viticultores independientes o cooperativistas y aquéllos que trabajan para alguna gran firma bodeguera, pues estos últimos cada vez más vienen del mundo universitario.