Vino Jumilla (D.O.P.)

By 24 noviembre, 2013 octubre 18th, 2016 ALIMENTOS Y USOS CULINARIOS - CASTILLA LA MANCHA

Más del 85% del viñedo de la DOP Jumilla corresponde a la variedad de vid Monastrell. Es una cepa noble, muy rústica, sufrida, austera, perfectamente adaptada a las duras condiciones climáticas. 

LOCALIZACIÓN

DOP presente en varios municipios de la provincia de Albacete, en Castilla La Mancha. También engloba varios municipios de Murcia.

DESCRIPCIÓN

Más del 85% del viñedo de la DOP Jumilla corresponde a la variedad de vid Monastrell. Es una cepa noble, muy rústica, sufrida, austera, perfectamente adaptada a las duras condiciones climáticas.
El clima presenta rasgos continentales. Es seco, cálido, con unas 3.000 horas de sol al año, con mucha evaporación y fuertes rocíos. Bajo los condicionantes de la zona, la variedad Monastrell da lugar a un vino tinto: robusto, afrutado, aromático y muy bien cubierto, pero a la vez produce amplios rosados, extraordinariamente afrutados y con fresca acidez.
También se hacen vinos especiales a partir de la variedad Monastrell: vinos de licor, con un nivel muy alto en taninos, lo que les da una intensidad colorante media a muy alta, resultado de las altas temperaturas de la zona.
Las variedades de uva blanca admitidas son Airén, Macabeo, Pedro Ximénez, Malvasía, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Moscatel de grano menudo y Verdejo Blanco. Entre los tintos hay el Monastrell, Garnacha Tintorera, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Garnacha Tinta, Merlot, Syrah y Petit Verdot.

ROL DE LAS PERSONAS

La vid de Jumilla se conoce desde hace más de 5.000 años. Esto se sabe porque se hallaron semillas de uva de Vitis vinífera en distintas zonas del término municipal de Jumilla (Murcia).
Se sabe de la presencia de comerciantes minoicos con conocimientos sobre el cultivo de la vid y la elaboración de vino, de fenicios a quien se les atribuye el desarrollo de la vid y del vino en la Península Ibérica, y de pueblos íberos, de griegos y romanos, etc.
Desde el siglo XV hasta mediados del siglo pasado se ha ido desarrollando la actividad vinícola. Actualmente, la economía de la zona geográfica sigue teniendo como principal soporte el cultivo de la vid y la elaboración y el comercio de vinos, destinados a mercados nacionales e internacionales.