Vaca bruna dels Pirineus (I.G.P.)

By 26 junio, 2014 diciembre 2nd, 2018 CATALUÑA

Se trata de una raza de vaca caracterizada por su pelaje color pardo como su nombre indica. Es buena pasturadora, plenamente adaptada a los paisajes del Pirineo y de crecimiento precoz.

LOCALIZACIÓN

La vaca bruna dels Pirineus es una raza de vaca propia de las comarcas de los Pirineos Catalanes: Vall d’Aran, Alta Ribagorça, Alt Empordà, Alt Urgell, Berguedà, Cerdanya, Garrotxa, Pallars Sobirà, Pallars Jussà, Ripollès y Solsonès.

DESCRIPCIÓN

Se trata de una raza de vaca caracterizada por su pelaje color pardo como su nombre indica. Es buena pasturadora, plenamente adaptada a los paisajes del Pirineo y de crecimiento precoz. Tiene su origen en los ejemplares de vaca suiza (parda alpina) que se importaron a finales del siglo XIX a través de la Vall d’Aran y mezclándose con las vacas autóctonas. Hasta el siglo XIX en el Pirineo la ganadería vacuna no era una actividad predominante. Debido a la filoxera se abandonó el cultivo de la vid y la ganadería fue una posible alternativa económica al tradicional cultivo. En un principio era una vaca de triple aptitud, de la que se pretendía extraer provecho cárnico, lácteo y de trabajo. El primer interés que se perdió fue el de fuerza de trabajo dejando una vaca de provecho cárnico y lácteo. En la actualidad sólo se cría para la carne constituyendo el 80% de los bovinos dedicados a la carne de Cataluña. La producción y comercialización de la carne de esta raza se lleva a cabo como producto de Indicación Geográfica Protegida. Se comercializa con la marca Bruneta bajo la “IGP vedella dels Pirineus». Esta identificación tiene una reputación y una calidad concreta y, por tanto, la producción, la transformación y la elaboración se realizan en la zona geográfica delimitada. Actualmente el censo aproximado es de unos 30.000 animales, aunque la cifra se reduce bastante si se considera únicamente a los animales con un elevado grado de pureza racial.

ROL DE LAS PERSONAS

Ganaderos locales de los Pirineos han criado esta raza autóctona de vacuno tanto para comercializar y consumir su carne como su leche. En la actualidad se ha pasado a la especialización de la producción de su carne en su hábitat natural y en régimen extensivo. Existen diversas asociaciones comarcales destinadas a proteger la conservación de la raza y apoyar su mejora y cuidado. Los ganaderos siguen programas intensos de mejora genética de los animales mediante tecnología BLUP. Se pretende controlar el peso al nacimiento y el destete, así como mejorar el parto.