Recolección de setas

Aragón es una comunidad propicia para la recolección de setas, distinguiéndose tres medios bien diferenciados, que producen diferentes tipos: los Pirineos y sus sierras exteriores, el valle del Ebro y la cordillera Ibérica. Su preparación gastronómica depende de las zonas y de las variedades: guisadas, en cremas, acompañamiento, etc., siempre un apreciado bocado.

Aragón es una comunidad propicia para la recolección de setas, distinguiéndose tres medios bien diferenciados, que producen diferentes tipos: los Pirineos y sus sierras exteriores, el valle del Ebro y la cordillera Ibérica. Su preparación gastronómica depende de las zonas y de las variedades: guisadas, en cremas, acompañamiento, etc., siempre un apreciado bocado. Aragón presenta una enorme variedad de ellas: Boletus edulis, «porro»; Amanita caesarea, «rojica»; Calocybe gambosa «sanjuanera», «usón», «bujarón» o «seta de San Jorge», Morchella, «colmenillas», etc.

LOCALIZACIÓN

Regional

ROL DE LAS PERSONAS

La afición a este producto es un recurso económico, además de un atractivo gastronómico y turístico. En otoño son numerosas las jornadas micológicas, talleres gastronómicos y excursiones temáticas, siendo una afición en expansión que choca con la incipiente normativa municipal que aspira a ordenar el sector: no levantar, ni rastrillar el substrato, deben recolectarse cortándolas por la base con cuchillo o navaja; utilización de cestería en vez de recipientes de plástico, para que no se pudran y permitir la caída de esporas. Creciente actividad culinaria en torno a las setas.