Panadero (forner)

En la isla de Mallorca hay una gran tradición panadera y pastelera, siendo uno de los gremios más antiguos, concretamente data del siglo XIII

LOCALIZACIÓN
Illes Balears

DESCRIPCIÓN
El pan ha sido el alimento básico de la humanidad desde la prehistoria. El nombre proviene del latín pannus, que significa masa blanca. Los antiguos egipcios, griegos y romanos ya tomaban, como ponen de manifiesto los geógrafos Strabo y Plinio. Aquel pan estaría hecho con bellotas. Durante el Imperio Romano, el consumo de pan se hizo muy habitual, por lo que también proliferó el cultivo y el comercio del trigo. Cuando el trigo escaseó, en la Edad Media, comenzaron a elaborarse distintos tipos de pan. En todo caso, el pan blanco era exclusivo de los ricos, mientras que el pan negro era para los pobres.
En el siglo XIII ya funcionaba el Gremio de Panaderos, amasadoras, Panaderos y Bescuiters, que se llamaba también Colegio de Panaderos o Confratia Sancti Martialis (porque fue Sant Marçal el joven que entregó a Jesús cinco panes y dos peces para el episodio bíblico de la multiplicación de los panes y los peces).

ROL DE LAS PERSONAS
En la isla de Mallorca hay una gran tradición panadera y pastelera, siendo uno de los gremios más antiguos, concretamente data del siglo XIII. El 1474, los panaderos acordaron no hacer pan los domingos ni las fiestas de guardar, bajo pena de 3 libras, una de las cuales iría destinada a las obras de la Sede. en 1680 la Cofradía de Panaderos estableció que nadie podía hacer pan, bizcocho, tortas, empanadas de pescado, flavonas ni formatjades sin la expresión autorización del gremio. Es decir, quería monopolizar la obra y la venta de todo tipo de pastas y pasteles, pero la decisión del Lugarteniente Real lo impidió, porque excluyó de la prohibición los buñoleros y otros profesionales que elaboraban productos de temporada: empanadas de pescado o robiols, por ejemplo.

También se acordó, ya en 1695, que ningún panadero no podía hacer dos hornadas o cocidas en el mismo día. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de casas del campesinado, en los pueblos o las afueras, tenían horno para hacer pan cada semana, así como cocarrois y otros dulces, al igual que en casi todas las poblaciones hay estaban los Hornos públicos, en los que el panadero amasaba y cocía el pan para venderlo en el pueblo. Las familias que no tenían horno llevaban el pan para hornear y la leña para mantener el horno público, también llamado horno de sube. Los hornos eran alimentados por rama de pino, obtenida por leñadores y transportada por los arrieros. Si analizamos la antigüedad de los hornos de Mallorca, un 5 % tienen más de 300 años, el 10 % más de 200 años y el 35 % en torno a 150 años.