Mercados semanales

Mercados semanales podemos encontrar hoy día en cualquier localidad de la región. Lejos de la trascendencia que suponían para los pueblos hace años – eran lugar de reunión de las gentes de los alrededores en un día señalado, donde agricultores, artesanos, y ganaderos coincidían y vendían sus productos, dando lugar a un punto de encuentro y de dinamización local-, los mercados semanales no han perdido su función y su público.

LOCALIZACIÓN

Todos los pueblos de la región

DESCRIPCIÓN

Mercados semanales podemos encontrar hoy día en cualquier localidad de la región. Lejos de la trascendencia que suponían para los pueblos hace años – eran lugar de reunión de las gentes de los alrededores en un día señalado, donde agricultores, artesanos, y ganaderos coincidían y vendían sus productos, dando lugar a un punto de encuentro y de dinamización local-, los mercados semanales no han perdido su función y su público, gozando de gran popularidad, pese a que hoy día ya existen buenas comunicaciones y se pueden encontrar todo tipo de productos en cualquier localidad. Los mercados semanales se adueñan de las calles de los pueblos y las transforman por unas horas, en coloristas galerías comerciales al aire libre, donde se pueden encontrar todo tipo de productos.

ROL DE LAS PERSONAS

En los mercados semanales podemos encontrar principalmente dos tipos de roles, los vendedores y los compradores. Los vendedores ambulantes hacen mercados cada día de la semana, descansando por lo general un día, moviéndose por distintos pueblos de la región. Los compradores varían según el día de la semana, tratándose principalmente de amas de casa y jubilados durante los días laborables, mientras los celebrados en fin de semana tienen un público más diverso.

CESIÓN DE LA IMAGEN

Cedida por Marisol Simó.