Mandarines clementines de les Terres de l’Ebre I.G.P.

Las condiciones climáticas de las Terres de l’Ebre son ideales para el cultivo de los cítricos, entre los cuales destacan las clementinas, un híbrido entre la mandarina común y la naranja amarga.

LOCALIZACIÓN

Comarcas del Baix Ebre, Montsià, Terra Alta y Ribera d’Ebre

DESCRIPCIÓN

Las condiciones climáticas de las Terres de l’Ebre son ideales para el cultivo de los cítricos, entre los cuales destacan las clementinas, un híbrido entre la mandarina común y la naranja amarga. De hecho, este fruto tiene una elevada calidad reconocida con una IGP (Indicación Geográfica Protegida) propia. Las variedades que incluye esta certificación son las mandarinas de las variedades clementina fina, hernandina y clemenula, sabrosas y dulces. En las Terres de l’Ebre, su cultivo se inició durante la segunda mitad del s. XIX, tras la construcción de los canales de riego provenientes del río Ebro. Aunque no empezó a experimentar un importante empuje hasta la década de los años 60 del siglo pasado, cuando se consolidó la expansión de las zonas de regadío.

ROL DE LAS PERSONAS

Comunidad agrícola (propietarios rurales, temporeros, cooperativas…)