Los Montes de Toledo

Constituyen el límite norte de La Mancha, en la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha y dan nombre a una comarca de la provincia de Toledo y a otra de la provincia de Ciudad Real.

LOCALIZACIÓN

Toledo y Ciudad Real

DESCRIPCIÓN

Constituyen el límite norte de La Mancha, en la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha y dan nombre a una comarca de la provincia de Toledo y a otra de la provincia de Ciudad Real. En esta zona verde de Castilla La Mancha encuentran refugio multitud de especies vegetales y animales. Predomina el bosque mediterráneo, poblado de encinas, pino y jara así como de sus arbustos aromáticos característicos como son la lavanda, el romero o el tomillo. Más localizados encontramos robles y en la zona sur, plantaciones de eucaliptos. Respecto de la fauna, abundan los ciervos, corzos o jabalíes y localizamos también especies en peligro de extinción como el lince ibérico. Algunas aves que aquí podemos encontrar son el buitre leonardo o el águila imperial entre otras. Importante es destacar también la presencia en sus ríos de truchas y ejemplares de una especie amenazada como el cangrejo de río europeo. Los Montes de Toledo son una formación montañosa de una longitud aproximada de 350 km que se extiende de este a oeste y una anchura de entre 50 y 100 kilómetros.

ROL DE LAS PERSONAS

El elemento paisajístico más característico de la zona son seguramente las enormes extensiones de olivares. Las condiciones climatológicas y de suelo son excepcionales para el cultivo del olivo, introducido en la zona durante las colonizaciones fenicias y griegas que adquirió más relevancia ya en tiempos del Imperio romano. Las extensiones cultivadas por cada olivarero son más bien pequeñas. En esta zona se obtiene uno de los mejores aceites de oliva de España. Los Montes de Toledo son el lugar ideal para los amantes de la caza, especialmente caza mayor.