«Cinco virtudes tiene la sopa: buen dormir, mejor digerir, afila el diente, enjuga el vientre y a la cara saca colores»

Retahíla alabando las excelencias de las sopas, alimento tradicional con muchas posibilidades, en una cocina de aprovechamiento tradicional, y que la sabiduría del ama de casa mezclaba con pericia para alimentar a su familila.

Retahíla alabando las excelencias de las sopas, alimento tradicional con muchas posibilidades, en una cocina de aprovechamiento tradicional, y que la sabiduría del ama de casa mezclaba con pericia para alimentar a su familila. El libro de Pedro Saputo, de Braulio Foz editado en 1844, narra la historia de un aventurero natural de Almudévar que relata sus viajes por el Somontano oscense, pudiendo entresacarse algunas referencias gastronómicas cuando Pedro desgrana ante el rey una relación de exquisiteces culinarias de nuestras tierras, como: “ la sopa de Aragón “ hecha con caldo de carne, higado de ternera, pan y queso rallado.

LOCALIZACIÓN

Regional

ROL DE LAS PERSONAS

Las sopas, más o menos aguadas, no faltaban en el hogar porque permitía añadirle mucho o poco recao, según dispusiera la economía doméstica y era plato caliente. Hoy en día no gozan de tanto predicamento, aunque se van adaptando y diversificando, acordes con los gustos actuales: sopas frías, cremas, a veces en cantidades mínimas, en forma de chupitos o aperitivos, etc.