Centro de interpretación de la Trashumancia

By 2 noviembre, 2015 ESPACIOS CULTURALES

La venta de Piqueras, situada junto a una ermita y con un descansadero inmediato, era un lugar de parada obligada para los rebaños trashumantes que se encaminaban o regresaban de los pastos de invernada antes de superar el puerto de Piqueras o como lugar de descanso tras hacerlo.
Este ha sido el lugar escogido por el Gobierno de La Rioja para crear un museo sobre el tema de la trashumancia que tanta trascendencia ha tenido en la historia de la sierra riojana.
El museo tiene una clara orientación etnográfica, aunque hace algunos guiños a la historia de la actividad y de la Mesta.
La colección que se muestra ha sido creada a partir de donaciones y compras de objetos en la zona.

La venta de Piqueras, situada junto a una ermita y con un descansadero inmediato, era un lugar de parada obligada para los rebaños trashumantes que se encaminaban o regresaban de los pastos de invernada antes de superar el puerto de Piqueras o como lugar de descanso tras hacerlo.
Este ha sido el lugar escogido por el Gobierno de La Rioja para crear un museo sobre el tema de la trashumancia que tanta trascendencia ha tenido en la historia de la sierra riojana.
El museo tiene una clara orientación etnográfica, aunque hace algunos guiños a la historia de la actividad y de la Mesta.
La colección que se muestra ha sido creada a partir de donaciones y compras de objetos en la zona.

LOCALIZACIÓN

Venta de Piqueras

ROL DE LAS PERSONAS

El centro es propiedad del Gobierno de la Rioja, pero en su gestión participan también agentes privados. Es un espacio altamente valorado por la población local, además de por su pasado y por la presencia del museo, por la relación del lugar con la mancomunidad histórica de origen medieval de las 13 Villas que agrupaba a todos los municipios de la cuenca alta del Iregua y que todavía sigue en funcionamiento.
A finales del verano se suele celebrar aquí una fiesta de la trashumancia.