Atascaburras

Los ingredientes necesarios para su preparación para 4 personas son 8 patatas medianas, 400 gr de bacalao desalado por nosotros, 4 dientes de ajo, 250 cl de aceite de oliva virgen extra, sal y para decorar, 3 ó 4 huevos y 100 gr de nueces. Para su elaboración se debe, por un lado, cocer las patatas con piel durante 25-30 minutos y por otro cocer el bacalao en agua limpia unos 5 minutos.

LOCALIZACIÓN

Albacete

DESCRIPCIÓN

Los ingredientes necesarios para su preparación para 4 personas son 8 patatas medianas, 400 gr de bacalao desalado por nosotros, 4 dientes de ajo, 250 cl de aceite de oliva virgen extra, sal y para decorar, 3 ó 4 huevos y 100 gr de nueces. Para su elaboración se debe, por un lado, cocer las patatas con piel durante 25-30 minutos y por otro cocer el bacalao en agua limpia unos 5 minutos. Se retira a un plato reservando el caldo. En un mortero se machacan los ajos, las patatas que se han pelado y el bacalao desmigado. Se mezcla todo poco a poco, añadiendo el aceite de oliva sin dejar de remover y añadiendo un poco de agua de la coccion del bacalao si queda muy espeso. Se sigue mezclando hasta obtener una pasta de consistencia casi como de un puré espeso. Se adorna con unas rodajas de huevo duro, nueces y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Se come con tenedor a temperatura ambiente.

ROL DE LAS PERSONAS

Plato cuyos orígenes se remontan al siglo XVII y que solia hacerse a partir de la llegada de las primeras nieves para paliar el frio del crudo invierno. Se cuenta que tiene su origen en unos pastores que, teniendo hambre, no tenían más que unas patatas y unas espinas de bacalao. Se les ocurrió machacarlas para dar sabor al plato sin rasparse y no siendo suficiente, le añadieron aceite hasta ablandarlo. Se pegaron tal comilona que al terminar dijeron «esto harta hasta las burras». Un segundo origen que se da a este peculiar nombre es que cuando un burro se queda atascado en el barro Manchego – muy arcilloso- y pelea por salir, el ruido que hace con sus patas se asemeja al del mortero cuando se está realizando la mezcla de los ingredientes; y la tercera y última versión tiene su origen en la fuerza que se necesita para hacer la mezcla. Cuando caían copiosas nevadas que impedían a los hombres ir al campo y hasta se atascaban las burras, eran ellos los que, al estar en casa, ayudaban en la cocina con el mortero.