Aceite (DOP)

By 2 noviembre, 2015 ALIMENTOS Y USOS CULINARIOS

La puesta en marcha de la denominación de origen es una clara apuesta por impulsar las producciones de calidad, una producción que apuesta de manera coherente a la opción realizada por los productores que han aportado la recuperación de su cultivo. Existe además una clara tendencia a la elaboración de aceite ecológico, que se ha convertido en el objetivo de muchos de estos productores.
Las variedades amparadas por la DO son la Redondilla, la Macho, la Royuela como principales variedades autóctonas, además de Arbequina,
Empeltre, Negral, Hojiblanca, Arróniz, Verdial,
Picual, Cornicabra, Manzanilla y Blanqueta. Está expresamente prohibido el uso de variedades transgénicas.

La puesta en marcha de la denominación de origen es una clara apuesta por impulsar las producciones de calidad, una producción que apuesta de manera coherente a la opción realizada por los productores que han aportado la recuperación de su cultivo. Existe además una clara tendencia a la elaboración de aceite ecológico, que se ha convertido en el objetivo de muchos de estos productores.
Las variedades amparadas por la DO son la Redondilla, la Macho, la Royuela como principales variedades autóctonas, además de Arbequina,
Empeltre, Negral, Hojiblanca, Arróniz, Verdial,
Picual, Cornicabra, Manzanilla y Blanqueta. Está expresamente prohibido el uso de variedades transgénicas.

LOCALIZACIÓN

En la actualidad la producción de aceite se encuentra en expansión y muy repartida, en especial en Rioja Baja y Valle del Ebro.

ROL DE LAS PERSONAS

El aceite ha sido siempre un producto tradicional en La Rioja. No obstante a finales del siglo XX se produjo un importante retroceso en su cultivo y su elaboración.
En los últimos años un reducido número de productores empezaron a trabajar en la recuperación del cultivo y a cambiar los sistemas utilizados hasta el momento para la elaboración por procesos más cuidados que permitieran la elaboración de un producto de máxima calidad.
El cultivo está en estos momentos en una lenta fase de expansión, trabajando siempre con un criterio claro de primar la calidad.
Hay que reseñar el hecho de que son ya numerosos los productores de vino que han incorporado el olivo y el aceite a su producción, como producto de selección que además se alinea muy adecuadamente con la comercialización del vino.